El triunviro de la CGT unificada, Héctor Daer, sostuvo que “si uno le pregunta a la sociedad quiénes son los dueños del país, lo asocia a la familia presidencial”, mientras que la jefa del bloque de diputados por el Frente Renovador, Graciela Camaño dijo, en diálogo con DyN, que “es una mentalidad muy empresaria esa de suponer que un país le pertenece a alguien que no sea el conjunto de la sociedad que él habita”.

En tanto, el titular de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Jaime Campos, aseguró que el sector que integra “no” quiere marcarle la cancha al Ejecutivo con acciones que afectan la formación de precios y las inversiones, al reconocer que “las decisiones del rumbo” del país “son del gobierno”.

La polémica se encendió cuando durante el discurso por el 25 de Mayo, el Presidente fustigó a los “políticos, jueces, sindicalistas, empresarios, que se creen dueños” de decirle al gobierno lo que tiene que hacer.

“Muy lejos estamos los que opinamos de querer ser dueños del país”, contestó Daer, quien reflexionó que los dichos del mandatario “son parte del problema de la democracia actual, donde hay un Presidente que cree que por haber ganado las elecciones tiene poderes plenipotenciarios”.

En declaraciones a radio El Mundo, el dirigente sindical remarcó que “todos tenemos derecho a opinar porque el gobierno fue elegido para administrar, pero no para ser el dueño de la verdad absoluta”.

Graciela Camaño evaluó que la declaración de Macri “es no creer en el sistema democrático de representación, es una lástima que eso lo diga un presidente”.

Asimismo, la jefa del bloque massista en la Cámara baja marcó la diferencia con los empresarios y jueces al apuntar que “a los políticos nos elige el pueblo y también nos echa”.

“El gobierno está entrando en la dinámica que criticaba al gobierno anterior. Enojarse con los que lo critican”, opinó, en tanto, el diputado nacional Pablo Kosiner (bloque Justicialista), quien remarcó que desde “la oposición, el sindicalismo, los empresarios y hasta la misma Iglesia pueden hacer observaciones, y eso no es desestabilizar”.

El salteño apuntó, en diálogo con DyN, que “si Macri como conductor no tolera críticas es lógico que haya funcionarios del gobierno que sigan esa línea y descalifiquen a los que critican”.

Desde la AEA, Jaime Campos transmitió que “no” percibe que la dirigencia empresaria quiera marcar la política del Ejecutivo y remarcó, en diálogo con radio El Mundo, que “está muy claro que las decisiones del rumbo (del país) y de las políticas son del Gobierno”.

Luego, contrastó al gobierno kirchnerista con lo que va de la gestión macrista y destacó que la actual gestión “respeta el ámbito del sindicalismo, del empresariado y de las organizaciones civiles”.

 

Foto vía: elintransigente.com

Compartir