Garavano también advirtió que en el caso por coimas y lavado de dinero podrían estar vinculados “funcionarios del gobierno anterior”, en alusión al de Cristina Fernández de Kirchner.

“Esto es un caso que debiera ser encarado por la fiscalía, lamentablemente la procuración a cargo de Gils Carbó no avanzó en este proceso”, se quejó el funcionario.

En ese sentido, remarcó la “fuerte decisión” del presidente Mauricio Macri “de que se avance para tratar que la información vinculada a quienes cobraron estos 35 millones que la empresa dice haber pagado en coimas se sepa y legue al país”. En esa línea, recordó que el gobierno convocó a la empresa y ellos “hicieron una propuesta basada en la normativa brasilera y requiere de una participación del Ministerio público” pero “del ministerio público no se tiene, al día de hoy, respuesta”.

“Lo que se sigue viendo es si la empresa, más allá del avance en el Ministerio Público y en base a la normativa argentina puede aportar información y ver quiénes fueron los que cobraron estos millones y millones de dólares de coimas, básicamente funcionarios del gobierno anterior”, apuntó.

Garavano dijo “coincidir con la preocupación” de que la información de la causa se envíe desde la justicia brasileña a la procuradora Gils Carbó por su vínculo con el kirchnerismo, al que responsabilizó por la “situación crítica” que atraviesa el Consejo de la Magistratura.

En ese punto, destacó la importancia de “transparentar y hacer pública” la información, tras denunciar una “matriz que parece proteger hechos de corrupción que no avancen como deberían en la justicia”.

 

Foto vía: notife.com

Compartir