El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, aseguró este lunes en Washington que el gobierno tiene “el mandato de hacer frente a la corrupción” y dijo que espera que la Justicia “avance” en la investigación de ese tipo de delitos, al exponer en el Woodrow Wilson International Center for Scholars, en la capital estadounidense sobre la iniciativa “Justicia 2020”.

“Tenemos el mandato de hacer frente a la corrupción”, dijo Garavano en el Centro Internacional para Académicos, y expresó su deseo de que “el sistema judicial depure, y avance” en este mismo sentido, como poder independiente.
Garavano, quien participó del panel junto al secretario de Seguridad Eugenio Burzaco, aseguró que “la sociedad está muy atenta” al progreso de las causas de corrupción y señaló que “si la Justicia no reacciona, cada vez se va a expresar más la sociedad civil”.

En este marco, mencionó el caso del camarista Eduardo Freiler, quien tiene una investigación abierta en el Consejo de la Magistratura por presunto mal desempeño de sus funciones, y dijo que se tarat de un juez que “le toca investigar hechos de corrupción”, cuando “él mismo no puede justificar los bienes que tiene”, y agregó que “no se pudieron obtener los votos para que ese juez sea sometido a jurado de enjuiciamiento”.
Por eso, dijo Garavano, “uno de los grandes desafíos” que tiene el actual gobierno que conduce el presidente Mauricio Macri, es “reconstruir las instituciones” y “fortalecer el estado de derecho”.

El ministro agregó también que esta reconstrucción “es un recorrido que no se logra de un día para otro”, sino que “requiere de la generación de políticas de Estado” para lograr “un país más justo y pacifico”, donde todos puedan “progresar en paz”, y las “reglas de juego sean previsibles”.
El ministro también habló del trabajo que realiza el gobierno en pos de la seguridad, y dijo que si bien las cifras que tiene Argentina de homicidios y delitos “están por debajo de la media de la región”, preocupaba su incremento.
Mencionó también el tema del delito en internet, y los que tienen que ver con la criminalidad compleja, pero hizo hincapié en el problema de la corrupción como “una de las grandes demandas de la región”.
“El sistema judicial no ha dado respuesta en combatir la corrupción, lo que generó altos niveles de impunidad”, dijo Garavano.

Añadió que todo esto forma parte del programa Justicia 2020, basado en un gobierno abierto, donde “todos pueden participar”, y señaló que “ya existen más de 70 iniciativas en marcha”, y se ha generado “reformas normativas” aprobadas en el Congreso de la Nación, pese a ser el oficialismo minoría en ambas cámaras.
Mencionó como ejemplos de este avance, la ley de flagrancia, la ley del arrepentido, los juicios con un solo juez, la asignación de más jueces a casos de corrupción y delitos federales.
De esta forma, el ministro presentó las iniciativas del gobierno, los avances y también los obstáculos para lograr implementar su plan Justicia 2020.

El Wilson Center, en memoria del presidente Woodrow Wilson, es un foro de política no partidista clave de Estados Unidos, donde se debaten asuntos globales, a través de la investigación independiente y un diálogo abierto para informar ideas útiles para el Congreso, la Administración y la comunidad política más amplia, según dice en su página web.

Por su parte, el secretario Burzaco habló del trabajo que realiza el Estado argentino contra el narcotráfico, con diferentes medidas que van desde el incremento de los controles en las fronteras, la reconstrucción de la capacidad de inteligencia para detectar y terminar con las organizaciones criminales que están detrás de la venta de drogas, y la capacitación de las fuerzas federales.
Dijo que trabajan con “todos los gobernadores”, que se están obteniendo “buenos resultados”, y que también han tenido que romper los “paraguas de protección política” con los que cuentan las organizaciones criminales, y citó el caso de “los monos”, en Rosario.
“Es necesario reconstruir la capacidad de inteligencia, terminar con los paraguas de protección política y reducir la corrupción que genera el narcotráfico. Para ello es necesario ir detrás de la ruta del dinero, la logística, y las organizaciones locales”, dijo Burzaco, durante su participación.
Fueron moderadores Cynthia J. Arnson, directora del programa para América Latina del Woodrow Wilson Center, y Anthony Wayne, ex embajador de Estados Unidos en Argentina (2006-2009), e investigador de políticas públicas.

 

Foto vía: telam.com.ar

Compartir