f800x450-427271_478717_0José López, el ex secretario de Obras Públicas del gobierno de Cristina Kirchner, es el primer ex funcionario de primera línea que pidió ser imputado colaborador en la causa de los cuadernos de la corrupción. Además, integra al programa de testigos e imputados protegidos del Ministerio de Justicia.

Desde ahora contará con un domicilio oficial que sera brindado por el Ministerio de Justicia en el marco del programa de protección y que se mantendrá bajo secreto absoluto. Pasó la noche con el grupo de seguridad con “Los Lobos”, que se hicieron cargo de su custodia.

Es un grupo especial que forma parte del Servicio Penitenciario Federal y del Grupo Especial de Intervención, que están preparados específicamente para esta clase de tareas. Son los que a partir de ahora se hará cargo de la custodia permanente de López.

Aún no se definió cuál será el lugar de alojamiento permanente de López. Pero se sabe que ya no regresará al pabellón donde paso los últimos meses con otros presos de casos de corrupción, como Amado Boudou, José María Núñez Carmona, Cristóbal López y Fabián de Sousa, entre otros.

Durante se declaración en la audiencia del juicio oral por enriquecimiento ilícito que enfrenta el ex funcionario, habló de su temor por la integridad y seguridad de toda su familia.

Ahora, como imputado colaborador se le ofreció a la familia de López que también ingresé al programa de testigos e imputados protegidos. Sin embargo, decidieron no ser parte del mismo. De todos modos, el Ministerio de Seguridad tomará medidas para mantenerlos a resguardo.