La Confederación General del Trabajo (CGT) anunció un paro nacional por 24 horas para el próximo lunes 25 de junio, sin movilización, en rechazo al rumbo económico del Gobierno.

“Luego del debate la conclusión es que los datos económicos y de empleo, los datos que tienen que ver con todo lo que afecta a los sectores más vulnerables se van afectando y cada vez son más alarmantes. Lo que hemos decidido es declarar el día 25 un paro de actividades por 24 horas sin movilización”, señaló el integrante del triunvirato Héctor Daer, acompañado por Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña.

El anuncio fue realizado en la sede de Azopardo, donde los integrantes del triunvirato afirmaron que a la jornada de protesta se sumará la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por lo que no habrá transporte público de pasajeros.

“Lo que le pedimos al Gobierno es una rectificación de las políticas económicas y que tienen que ver con la administración del comercio exterior que está destruyendo a toda la industria. Y dejando en libertad la discusión de paritarias. No pueden tener techo cuando la inflación, según los pronósticos, será del 25%”, manifestó Daer.

Además, resaltó que “hubo una fuerte caída del poder adquisitivo y del consumo, un circulo negativo que perjudica a todos, sobre todo a las pymes, que son las que más están sufriendo el tarifazo y eso genera más desempleo”.

En ese marco, se dirigió directamente al Gobierno nacional: “Le pedimos al Gobierno una reflexión: vetó las tarifas y se plantea un ajuste fiscal como único horizonte. Le pedimos una rectificación de las políticas económicas y la administración del comercio exterior que está destruyendo a toda la industria”.

Tras una reunión del Consejo Directivo, los dirigentes sindicales confirmaron que el Gobierno les propuso “crear una comisión para analizar los despidos por actividad y sector con representantes empresarios y sindicales”.

Por su parte, el jefe del sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, evaluó que desde la central le platearon al Gobierno “realizar correcciones que parece no estar dispuesto a aceptar”.

En tanto, el jefe del gremio que agrupa a los trabajadores de las estaciones de servicio, Carlos Acuña, indicó que “no hay nada positivo destinado a proteger el empleo de los argentinos”.

“Esta CGT siempre quiso que al Gobierno le vaya bien. Planteamos el diálogo, pedimos modificaciones y no obtuvimos respuestas. Por eso hoy encaramos el reclamo de toda una sociedad”, sentenció.

Compartir