La familia de Débora Pérez Volpin acusó formalmente a los médicos

La querella pidió citar a indagatoria al endoscopista y a la anestesista que participaron del procedimiento

mm

Redacción

Diego Pirota y Deborah Lichtmann, abogados de la familia de la legisladora fallecida Débora Pérez Volpin, pidieron que el endoscopista y la anestesista que intervinieron en el procedimiento durante el cual se produjo la muerte sean citados a declaración indagatoria. Los imputados son Diego Ariel Bialolenker y Nélida Inés Puente, quienes –según la querella– con sus “actos negligentes” provocaron el desenlace fatal.

En el escrito, los letrados realizaron un detallado repaso de los hechos producidos el 6 de febrero, cuando la diputada porteña ingresó a la Trinidad de Palermo para realizarse una videoendoscopía. Según precisaron, Bialolenker “logró ingresar hasta la segunda porción duodenal no sin antes provocar con su intervención una perforación del esófago torácico”.

“Lisa y llanamente la perforó y el aire que se le insuflara comenzó a expandirse por diversos órganos hasta provocar el colapso e insuficiencia de los mismos”, analizaron. Y desarrollaron: aquella situación no fue advertida por el médico, que continuó con el estudio hasta que, en algún momento muy tardío, la anestesista alertó sobre una desaturación en la paciente. Sin embargo la reacción de ambos profesionales no fue la adecuada para evitar la muerte de la paciente.