pers_Mario_Poli250513324233El mensaje fue de la Iglesia hacia los senadores. Y lo brindó el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli. Pidió “que no interrumpan la tradición de legislar para el bien común”. La declaración la brindo el martes por la mañana, durante la misa por San Cayetano, a quien le pidió que “dé una mano en defensa de la vida por nacer”. Ademas agrego: que el verdadero problema de los argentinos es la pobreza.

Todo lo acontecido se vivió en un marco multitudinaria que como todos los años se acercan a pedir y a agradecer al patrono del trabajo. Mucha de las personas que concurrieron a la misa lo hicieron con pañuelos azules. De esta manera demostraban su apoyo publico al rechazo hacia el proyecto de ley que establece la interrupción voluntario del embarazo.

Ademas de sus declaraciones sobre el aborto, el arzobispo también destaco la importancia de luchar contra la pobreza, problemática fundamental en la Argentina. La misma comenzó a media mañana y se realizo directamente sobre la calle como sucede cada 7 de agosto.