“Vivimos a nivel global -y con repercusiones locales importantes- una crisis en el ámbito laboral. Trabajadores no registrados, explotados, y una creciente desocupación. Lamentablemente hoy ni siquiera los trabajadores debidamente registrados tienen un ingreso adecuado y unos cuantos siguen debajo de la línea de pobreza”, sostuvo el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano.

El prelado consideró “imperioso cuidar los puestos de trabajo y generar otros nuevos”, por lo que estimó necesario, citando al papa Francisco, “un cambio de mentalidad tendiente a buscar otros modos de entender la economía y el progreso”.

Monseñor Lozano dio gracias a Dios por el trabajo y elevó una oración por “todos los que sufren a causa de no tener un empleo digno para ganar el sustento cotidiano”.

 

Foto vía: notinac.com.ar

Compartir