Si bien ambos aseguran que la unidad del frente no peligra, Pitrola reconoció que el lanzamiento de Del Caño “fuera de Mendoza nos cayó muy mal” y consideró que “hay que golpear como un solo puño con listas comunes y no desgastarnos en una lucha interna”.

Del Caño, de su parte, sostuvo que su candidatura surgió como “una propuesta de los compañeros del PTS, y queremos dar la mejor elección posible en el marco del distrito más grande, el más importante”.

“No suma nada, resta, cuando el consenso alrededor de mi candidatura es muy grande”, afirmó Pitrola a esta agencia, y advirtió: “Si no hay remedio iremos a internas y creo que le vamos a ganar muy cómodamente”.

Si bien manifestó que “nuestra preocupación es que se debilite el FIT de cara a octubre”, el diputado nacional dijo que la decisión del ex candidato a presidente fue “muy mal vista en toda la izquierda argentina” y la calificó como una “práctica típica de los políticos que combatimos”.

“No tenemos la misma visión, no buscamos carrerismo”, contrapuso Del Caño, quien se presentará junto a Myriam Bregman, que irá por la Ciudad de Buenos Aires.

Si bien aclaró que “no está descartado para nada que haya una lista de unidad”, aseguró que “la forma en que se determine el orden de las listas y el tiempo de rotación (de las bancas) será a través de una PASO”.

Actualmente, la izquierda cuenta con cuatro bancas en la Cámara de Diputados de la Nación: Pitrola (PO) por Buenos Aires; Pablo López (PO) por Salta; Soledad Sosa (PO) por Mendoza, que reemplazó a Del Caño en 2015, y Carlos Giordano (Izquierda Socialista) por Buenos Aires, que reemplazó a Bregman a fines del año pasado.

 

Foto vía: eldiariodebuenosaires.com

Compartir