La Cámara Nacional Electoral (CNE) pidió este jueves, a través de un fallo, que se actualice la configuración de la Cámara de Diputados, al considerar que hay provincias subrepresentadas por tomar el censo de 1980 como parámetro para decidir cuántas bancas le corresponde a cada distrito.

Según la sentencia, “la actual composición de la Cámara de Diputados está basada en los datos poblacionales de un censo realizado hace 38 años (1980), lo cual resulta anacrónico, pues no se actualizó con los censos posteriores”.

La Cámara Nacional Electoral hizo lugar a un planteo de un elector de Córdoba, una de las provincias que tiene, en proporción, menos diputados de los que correspondería.

De acuerdo al fallo firmado por los jueces Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía, el Congreso tiene la facultad de decidir cómo ajusta su composición, pero la actualización de acuerdo al censo es un deber que le impone la Constitución.

La Constitución Nacional establece que la Cámara de Diputados debe integrarse con “representantes elegidos directamente por el pueblo” de la provincias y la Ciudad de Buenos Aires “a simple pluralidad de sufragios” y que “después de la realización de cada censo, el Congreso fijará la representación con arreglo al mismo”.

Actualmente, la Cámara baja está conformada de acuerdo con el censo de 1980, ay que nunca más se actualizó y por eso las provincias que más incrementaron sus habitantes, como Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba o Entre Ríos no tienen una representación acorde a su nueva población.

Compartir