90338_main1_El gobierno nacional a través de la Oficina Anticorrupción, denunció al ex secretario Legal y Técnico kirchnerista Carlos Zannini por presunto enriquecimiento ilícito. Ni bien habían pasado unos minutos de la designación del juez del caso, la defensa del ex funcionario hizo su descargo: no solo dijo que no conoce al dueño de una gomería de Villa María, a quien le atribuyen ser su testaferro, sino que habló de una “impresentable” imputación y cuestionó el uso de denuncias anónimas por parte de la OA.

La defensa de Zannini presentó un escrito con el siguiente texto: “No conozco a esa persona, e ignoro por completo sí existe o si vive en Villa María o en cualquier otro sitio del planeta” fue presentado ante el juez Sergio Torres.

Además, Zannini advirtió: “Cabría auditar cuántas denuncias ha instado esta oficina comandada por la contadora Laura Alonso, basados en ‘denuncias anónimas’ respecto a presuntos actos de corrupción de ex funcionarios como así también respecto a quienes integran o integraron el gobierno al que pertenece”.

Zannini, fue candidato a vicepresidente en las elecciones de 2015, y se encuentra procesado en la causa por encubrimiento a Irán por el atentado contra la AMIA, estuvo preso entre diciembre y marzo, pero no tiene sobre sus hombros otros expedientes en donde se le achaquen imputaciones por corrupción, indicaron fuentes judiciales.

En la jornada de ayer, salió publicado que la OA iba a denunciar hoy por enriquecimiento ilícito a Zannini y a Daniel Souto, a quien señala como un supuesto testaferro del ex funcionario. Souto aparecía inscripto como trabajador autónomo en el 2000 pero habría registrado en los últimos años un emprendimiento inmobiliario en Villa María, ciudad de la que es oriundo Zannini, que pareció sospechoso.