Los representantes episcopales encabezados por monseñor Jorge Casaretto visitaron esta mañana a la sede Azopardo de la central obrera, en el barrio porteño de San Telmo, donde fueron recibidos por el triunvirato de la CGT integrado por Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer.
Fuentes eclesiásticas comentaron que los obispos y los representantes de los trabajadores analizaron la situación social y coincidieron en expresar su preocupación por “la pobreza y desocupación creciente” en el país. 
Las mismas fuentes precisaron que en la reunión se renovó el compromiso de desarrollar acciones conjunta en pos de “esa cultura del encuentro a la que nos aliente al Papa”.
Casaretto invitó a los miembros de la CGT y demás sindicalistas a participar de la llamada Semana Social, prevista del 23 al 25 de junio en Mar del Plata con el tema “La amistad social y el cuidado de la casa común”.
Schmid dijo a la prensa que durante el encuentro “se pasó revista a la situación social y económica del país y se habló de la pobreza” y se transmitió que la central obrera mantiene su “agenda de reclamos al Gobierno”, con el que, afirmó, la CGT tiene una “mirada antagónica” para la solución de los problemas sociales.
“Los obispos nos pidieron que sumemos la participación de los movimientos sociales y ver cómo a través del diálogo se pueden encontrar algunos caminos alternativos. El camino es ver cómo podemos trazar alternativas”, sostuvo Schmid.

Foto vía: twitter.com/JorgePinoSola

Compartir