“El PSDB no hará ningún movimiento en el sentido de salir del gobierno”, dijo el senador y excanciller José Serra, uno de los dirigentes más importantes de esa agrupación.

Luego de una reunión de la dirección partidaria concluida en la noche del lunes, Serra declaró que Brasil enfrenta “una crisis muy grave, hay que reconocer que hay inestabilidad política”.
Pero dejó abierta la posibilidad de abandonar a Temer en las próximas semanas al decir que “cuando los hechos cambian, cambia la opinión”.
Con Fernando Henrique Cardoso como líder histórico, el PSDB es el segundo partido más importante de la coalición oficialista y cuenta con cuatro ministros en el gabinete, entre ellos el canciller Aloysio Nunes Ferreira.

La permanencia del PSDB en el gobierno fue una victoria para Temer, sumada a la absolución del mandatario en un proceso en la Justicia electoral ocurrida la semana pasada. Con todo la situación del presidente es incierta dado que aún está en curso la investigación de la Procuraduría sobre su participación en el sistema de corrupción del frigorífico JBS, cuyos dueños realizaron una delación premiada ante la Justicia.

El diario Estado de San Pablo señaló que el PSDB analiza romper con Temer si éste fuera denunciado por la Procuraduría en el escándalo del JBS.
“El PSDB decide mantener el apoyo al gobierno de Temer en pro de las reformas” previsional y laboral, escribió hoy el diario O Globo.

La cumbre del PSDB fue encabezada por el presidente interino de la agrupación, Tasso Jereissati, ya que el titular, Aécio Neves, fue denunciado por la Procuraduría de haber recibido dinero de JBS. Neves, que aún cuenta con influencia en el PSDB, no puede dejar el país, fue separado del cargo de senador y la Procuraduría solicitó su detención ante el Supremo Tribunal Federal.

 

Foto vía: telesurtv.net

Compartir