“No está en el ADN de este gobierno hablar así, o por lo menos nunca hemos tenido”  ese concepto, remarcó Acevedo, y aclaró que las quejas de los representantes del sector fueron “una catarsis” durante el plenario de la semana pasada, que agrupó en la sede de la UIA a representantes sectoriales y regionales de todo el país.

El Gobierno convocó a los empresarios para el próximo lunes al mediodía en Casa Rosada, en un gesto para distender las relaciones y además debatir sobre las problemáticas que plantea la entidad, como el aumento a las importaciones.

De esta manera, el presidente de la UIA minimizó  las repercusiones originadas luego de que el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, les recomendara “producir y dejarse de llorar”, lo que generó el malestar entre algunos integrantes de la entidad gremial empresaria.

“Vamos a tener que ir al psicólogo”, bromeó el titular de la Unión Industrial Argentina en declaraciones a la prensa sobre la relación de la central fabril con el Gobierno.

Otro de los integrantes de la UIA que se manifestó sobre el tema fue el dirigente José Urtubey, hermano del gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, quien afirmó que “no hay una disputa profunda entre empresarios y Gobierno”.

“Las declaraciones fuertes quedan como una anécdota: lo importante es solucionar la falta de competitividad”, sentenció.

La rispidez de los últimos días entre la UIA y el Gobierno nacional, tuvo su origen tras los dichos públicos del ministro Cabrera, quien los conminó a “producir y dejarse de llorar”, lo que generaron malestar entre algunos integrantes de la entidad gremial empresaria.

Compartir