Así lo aseguró hoy el presidente de la UIF, Mariano Federici, quien, en diálogo con periodistas, señaló que en la semana pasada se reunió con el hijo de Ducler, Juan Manuel, para que “subsanara” cuestiones formales de la denuncia que había presentado su padre en mesa de entradas del organismo, solamente indicando sus iniciales.

Esa denuncia, de acuerdo con lo que trascendió, revela datos del manejo financiero de la familia Kirchner, que involucra a los ex presidentes Néstor y Cristina Fernández y a otros funcionarios, respecto de los fondos obtenidos por Santa Cruz por regalías petroleras.
Federici expresó que Juan Manuel Ducler, luego de entrevistarse con él, presentó la denuncia judicial ante el juez Claudio Bonadio.
“Hemos recibido una denuncia de parte del hijo del señor (Aldo) Ducler, que ha subsanado los defectos de forma originales que tenía la denuncia inicial, que era una denuncia anónima, porque estaba firmada solamente por dos iniciales”, señaló Federici El funcionario expresó que “ahora la denuncia se encuentra formalizada y nosotros tenemos la posibilidad de iniciar una actuación interna para determinar si existen elementos de convicción suficientes que ameriten, luego, formular una denuncia en sede penal”.

“Al momento, no se ha aportado más información que el documento que circuló públicamente, que narra de manera muy genérica, ciertos hechos, con la promesa de aportar eventualmente información adicional, pero esa información todavía no ha llegado a la unidad”, afirmó el titular de la UIF.
Federici se negó a brindar información acerca de si en los últimos años el organismo recibió reportes de actividades sospechosas de parte de los bancos, vinculados con la denuncia de Ducler, al argumentar: “Me lo impide la ley”.

“Cuando recibimos una denuncia que cumple con los requisitos formales, activamos nuestras investigaciones internas, consultando todas nuestras bases internas y haciendo requerimientos a otros países, hasta lograr determinar si existen elementos de convicción suficientes para formular después una denuncia penal”.
Federici reconoció que “no fue normal” el procedimiento adoptado por Ducler y su hijo al momento de presentar la denuncia en mesa de entradas del organismo, 48 horas antes de la muerte del financista.
“Cuando uno tiene una denuncia de semejante magnitud que formular, generalmente se llama por teléfono y se concreta una audiencia con las autoridades del organismo”, expresó el titular de la UIF, quien señaló que “en muy poco común que alguien vengan con una denuncia de ese tipo y la presente en la mesa de entrada”.

Federici señaló que el 30 de mayo, cuando los denunciantes presentaron el escrito, él estaba en una reunión en el Banco Central, pero que en la mesa de entrada del organismo le dieron el mail de la privada para que solicitaran una entrevista, aunque “ese mail nunca llegó”.
“Tampoco (en la denuncia) se pedía que fueran contactados, ni se expresaba que estaban bajo amenaza”, expresó el titular de la UIF, quien señaló que “a las 48 horas del fallecimiento del padre, el hijo se volvió a apersonar a la UIF y ahí sí pudimos recibirlo, dialogar y subsanar los defectos de forma de la denuncia original”.

Federici expresó que “le aconsejamos que se dirija a la Justicia para formalizar su voluntad de colaborar en el rol de `informante colaborador´, porque la UIF carece de facultades legales para sentarse a negociar aspectos vinculados con esa figura”.
“También gestionamos su custodia para que pudiera salir de la UIF protegido, gracias a la colaboración de la ministra de Seguridad (Patricia Bullrich), que envió su propia custodia personal, que lo trasladó a Comodoro Py y creo que declaró ante el juez Bonadio”.

 

Foto vía: cronista.com

Compartir