4984El partido Radical le solicitará al Gobierno Nacional que la compensación adeudada a las empresas de gas por la sea afrontada con un subsidio del Estado y no por los consumidores. Los principales dirigentes de la UCR presentaron la propuesta y será enviada al Congreso para que forme parte de la discusión por el Presupuesto 2019. En caso de prosperar tendría un costo de unos 100 millones de dólares anuales.

Uno de los impulsores de la propuesta declaró: “Vamos a proponer que el Estado nacional subsidie el 50% que le toca a los usuarios, con una partida especial en el Presupuesto”. El gobernador mendocino Alfredo Cornejo, actual titular de la UCR y su par jujeño Gerardo Morales se pusieron al frente de la iniciativa, con el mandatario correntino Gustavo Valdés y referentes legislativos.

El subsidio se limitaría al costo para los usuarios y no abarcaría la mitad de la compensación de la que se harían cargo las empresas. Javier Iguacel, secretario de Energía, había estimado un costo extra de $90 y $100 mensuales en promedio para cada boleta. “Son 200 millones de dólares en dos años. La medida no tiene sentido, significa un costo político tremendo con la clase media, que es en buena parte nuestro sostén electoral”, evaluó un dirigente radical.

El fiscal federal Guillermo Marijuan denunció penalmente a Iguacel por presunto abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, los bloques opositores en Diputados impulsaron la derogación del aumento e incluso hubo críticas dentro de Cambiemos. Desde el radicalismo, Morales salió a expresas cuestionamientos. “No comparto este aumento porque ya las boletas vienen muy elevadas”, había dicho ayer, y aseguró que no había sido informado por la Casa Rosada: “Me enteré por los medios, no es un tema que hayamos hablado”.

Será la segunda propuesta en el año del partido aliado del Gobierno para morigerar el impacto de la carga de los servicios públicos en el bolsillo de los usuarios. Cornejo había llevado en abril a la Casa Rosada una serie de puntos también para moderar las subas del gas y prosperaron dos: el pago en cuotas de los meses de mayor consumo y la postergación de mayores requisitos para acceder a la tarifa social.