macri-lagarde_0_0Desde El Fondo Monetario Internacional confirmaron que la directora gerente del organismo multilateral, la francesa Christine Lagarde, estará presente en Buenos Aires a fines del corriente mes con motivo de la cumbre de líderes del G-20, y anticipó que la funcionaria muy probablemente se reunirá con el presidente Mauricio Macri.

Lagarde estará 48 horas en nuestro país, entre el 29 de este mes y el 1 de diciembre, así lo dijo Gerry Rice, vocero principal del FMI, durante su habitual conferencia de prensa en la sede del Fondo en la capital norteamericana.

Rice se refirió también a la aprobación del Presupuesto para 2019, votado por mayoría en el Senado de la Nación y que entre otras cosas prevé los recortes necesarios para cumplir con el programa Stand-by acordado con el Fondo Monetario . Afirmó al respecto que el FMI “tomó nota” de la sanción de la ley y sostuvo que lo considera “un paso muy positivo”.

Y declaró: “Su aprobación muestra el claro compromiso de las autoridades argentinas y un espectro amplio de las fuerzas políticas argentinas para fortalecer las políticas del país”. Citó además declaraciones que había hecho antes Lagarde cuando señaló que la sanción del presupuesto “es clave para restaurar la confianza y garantizar la continuidad de las políticas” del actual gobierno.

En estos días está previsto que termine su tarea en Buenos Aires la misión del Fondo que desde hace algunos días revisa las cuentas públicas y el cumplimiento de las metas fiscales y monetarias por parte del Gobierno.

La delegación de técnicos del organismo multilateral, comandada por el italiano Roberto Cardarelli, deberá luego presentar su informe y, con la aprobación de la revisión, el FMI liberará un tramo de USD 7.600 millones del crédito por USD 57.000 millones que fue renegociado el mes pasado en repuesta la persistente desconfianza de los mercados.

Ese será el tercer desembolso desde que en junio pasado se firmó el programa Stand-by original y llevará a más de USD 27.000 millones el monto recibido por el gobierno de Macri a lo largo de 2018 para la estabilización de la economía argentina. Todo indica que la evaluación de Cardarelli y su equipo será favorable.

La aprobación del presupuesto 2018 era un paso clave en ese proceso de estabilización acordado con el Fondo. La ley aprobada esta madrugada traduce a números y recortes de partidas la ambiciosa meta de alcanzar el año que viene el equilibrio fiscal después de un desvío en 2018 estimado en 2,7 puntos del PBI.

Macri podrá ahora mostrarle a Lagarde y a los líderes del G20 que confluirán en Buenos Aires a fin de mes que a pesar de no contar con mayorías en el Congreso su gobierno pudo obtener los apoyos políticos necesarios para la aprobación del presupuesto de 2019, el año en que además se jugará su reelección.