58A pesar de los anuncios de austeridad fiscal, para lograr el déficit “cero”, que el Gobierno realizó este lunes y que ahora presenta al directorio del FMI, la reacción de la bolsa no fue la esperada después de que en la víspera no hubiera operaciones en Nueva York, debido a la celebración del Día del Trabajo en los EEUU.

Con alzas en torno al 20% en los papeles bancarios el día viernes, pareció que el mercado de renta variable estaba marcándole el punto de rebote a las valuaciones domésticas, las más castigadas de 2018.

El desplome de los ADR argentinos en Nueva York es generalizado, con pérdidas destacadas para Edenor (-16,4%), Banco Macro (-15,5%), Grupo Financiero Galicia (-10,9%), IRSA (-12,4%) y Pampa Energía (-12%).

Alejandro Bianchi, gerente de inversiones declaró “Está claro que Argentina tiene un año complicado por delante, el cual viene con una corrección importante del PBI, impulsada por el escenario global y por cuestiones difíciles de manejar, como el clima y la sequía, pero también el país se siguió endeudando y llegó un punto en el que el mercado internacional dejó de financiar a los emergentes más complicados”.

Las condiciones que establece el mercado financiero internacional se volvieron a poner negativas para la Argentina, con caída de los bonos soberanos y aumento de los seguros contra default.

En referencia al dólar, Alejandro Bianchi evaluó que “ya pasó al tipo de cambio de convertibilidad ajustado por pasivos (Base Monetaria, LEBAC y LELIQ), que hoy es 39 pesos. Ya es overshooting: Argentina tiene dos años competitivos frente al mundo, aún con una inflación de 40% este año”.

y finalizó “Ya estás ahí, quien paga más es porque cree que el Gobierno no llega al final de su mandato y que está yendo hacia una crisis financiera, con espiralización de la inflación y el tipo de cambio. Sin embargo veo muy difícil una probabilidad de adelantar el mandato como en 2001”.