La Cámara Federal porteña dictó la falta de mérito para el detenido ex ministro de Planificación del kirchnerismo, Julio De Vido, y para el ex funcionario de esa cartera, Roberto Baratta, quien recuperará su libertad, en el marco de la causa donde el juez federal Claudio Bonadio los había procesado por “defraudación a la administración pública y administración fraudulenta” por supuestas irregularidades en las contrataciones de buques con gas natural licuado.

El ex funcionario estaba acusado junto a De Vido de los delitos de “defraudación contra la administración pública, por administración fraudulenta” a raíz de sobreprecios en la compra de gas licuado entre 2008 y 2015.

En su fallo, Bonadio sostuvo que De Vido y Baratta “tuvieron en sus manos el diseño de todo el plan delictivo y la estructura que concretó la importación de GNL”, generando un perjuicio a las arcas del Estado Nacional.

 

Compartir