El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, llamó a “extremar el diálogo entre los diferentes actores políticos” para “construir una alternativa creíble” de cara a las elecciones presidenciales de 2019, y consideró que “no sería extraño que vaya aumentando la conflictividad social”.

“Creo que lo que necesita la Argentina es un proyecto que pueda no solamente ganar las elecciones, sino también gobernar en un sentido distinto. Hay que construir un proyecto alternativo con un programa del futuro, que no vuelva al pasado”, explicó el dirigente socialista en declaraciones radiales.

En ese marco, cuestionó al Gobierno nacional al considerar que hace “una lectura de la realidad muy sesgada” y propone “un modelo que en esencia no puede funcionar”.

“Hay es donde fallan: plantearon objetivos macroeconómicos que no tienen ningún arraigo en el sentir de los verdaderos actores económicos de la Argentina y mucho menos del ciudadano, del trabajador”, precisó.

Además, el gobernador dijo que “no sería extraño que vaya aumentando la conflictividad social” y pidió “asumir de manera responsable, desde oficialismo y oposición, una salida a la coyuntura que sea una respuesta a los mercados y a los ciudadanos”.

“El pueblo argentino es un pueblo acostumbrado a movilizarse, hay muchas organizaciones sociales, sindicales y barriales que están muy activas. Somos una sociedad muy participativa”, resaltó.

Compartir