departamento.jpg_258117318El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Banco Ciudad llegaron a un acuerdo para habilitar la posibilidad de que los consorcios puedan acceder a una cuenta corriente gratuita para realizar todos sus movimientos de dinero. Es parte de un plan de 14 puntos para bajar las expensas.

Los aumentos mas fuertes se dan en los servicios comunes, gastos fijos y en las reparaciones. También los aumentos de salario paritario de los porteros tienden a elevar el costo de los alquileres. Estos costos impactan fuertemente en todos los vecinos y golpean fuertemente el bolsillo de los inquilinos. Los datos oficiales elaborados por la Dirección General de Estadísticas y Censos porteña dan cuenta de que en julio pasado las expensas habían subido en un año el 35,2%. Siempre en promedio, en 2017 se pagaban $1.112 y ahora $1.504.

Por toda esta problemática la Ciudad lleva adelante un plan que busca reducir estos costos mensuales. Junto al Banco Ciudad, presentó un plan de 14 medidas que terminarán de conocer a lo largo del año. La idea es que los consorcios puedan tener una cuenta corriente sin costos en el banco y solicitar créditos para realizar mejoras en el edificio. El producto que se llamará “cuenta consorcio”, para que los vecinos tengan un mayor control de sus fondos y sin costos de mantenimiento bancario. A todo eso se le suma que los vecinos también podrán tener una cuenta individual gratuita.

Facundo Carrillo, secretario de Atención Ciudadana expresó: “Al realizar este convenio, los consorcios podrán pagar a proveedores y tener la cuenta sueldo del personal, además de acceder a lineas de crédito pensadas para mejorar la situación de los edificios”.

Desde el Gobierno porteño aseguran que se podrán ahorrar unos 40.200 pesos al año si se suman las otras tres medidas que ya están en curso: se derogó el libro de datos periódicos por considerarlo burocrático; el certificado de edificio seguro, eliminado por redundante; y la desinfección, que dejará de ser un requisito mensual y se hará con la periodicidad que decidan los vecinos.

Los consorcios que ya operan con el banco deben hacer el trámite para cambiar su cuenta. El presidente del Banco Ciudad, Javier Ortiz Batalla, aseguró: “Estas iniciativas sirven para hacer más económica y transparente la gestión de los consorcios. Se estima que un millón de vecinos viven en propiedad horizontal, no solo se podrán reducir los gastos sino que se facilita el acceso a una caja de ahorros y una tarjeta con beneficios y descuentos asociados”.