0035865815En el barrio de Villa Crespo, mas precisamente en el estadio de Atlanta, se realizó el acto de los “movimientos populares” contra la realización del G20 en el país, que no dejó de tener un tinte electoral. Con un estadio repleto y contingentes de personas que quedaban afuera.

El encuentro hizo hincapié en la unidad lograda en las calles mediante el movimiento piquetero que debía trasladarse a la esfera política para derrotar a Macri en 2019 a la vez que movilizarse este viernes 30 en repudio a la visita de los líderes de las naciones “imperialistas”, como las definió Juan Carlos Alderete, de la CCC, que incluyó en su discurso desde a Trump y Putin, pasando por el chino Xi Jingping.

El histórico dirigente piquetero alertó: “Somos prudentes, pero no mansos” y se refirió de ese modo a la posibilidad de incidentes en la movilización convocada para el primer día de deliberaciones del entente que agrupa a las principales naciones por su rol en la economía mundial.

Ademas participaron el diputado Felipe Solá, que recordó su relación con el movimiento piquetero durante su rol como gobernador bonaerense, y el dirigente Juan Carlos Schmidt, cabeza de los gremios del transporte que durante la madrugada del martes habían realizado asambleas en sus lugares de trabajo en protesta por el impuesto a las ganancias. También hubo ausencias relevantes del así llamado “triunvirato piquetero”.
Ademas Felipe Solá postuló a los movimientos sociales como los responsables de “evitar el caos y el desborde social”, algo que el macrismo no quería ver. Solá, con la mirada en 2019, postuló un frente “policlasista, plural, argentino” y respecto a la movilización del viernes dijo: “No le podemos dar a Bullrich, tenemos que empoderar al pueblo y que la seguridad sea del gobierno popular”.

La líder del grupo Somos, Victoria Donda, recordó a Lucía Pérez, la adolescente asesinada en Mar del Plata cuyos sospechosos fueron absueltos por un tribunal judicial: “Tenemos que romper la pared del patriarcado para defender la vida. No importa si algunas rezan y otras no, esta no es una pelea por el color de los pañuelos y sólo un futuro feminista será el fruto de esta pelea por la vida”. Donda también responsabilizó al gobierno por la posibilidad de incidentes el viernes y dijo: “Cuando Patricia Bullrich recomendó que nos fuéramos de la ciudad, lo hizo porque sabía de su propia incapacidad”.

Emilio Pérsico cerró el acto con un intenso llamado a la unidad que ejemplificó en el logrado por los grupos piqueteros. “La gloriosa marcha de San Cayetano es fruto de esa unidad que debemos lograr en la política”, dijo. Rescató el rol de la mujer en los barrios frente a la crisis económica y en una curiosa lectura histórica señaló que el Partido Peronista Femenino había sido la primera organización feminista nacional y popular. Pérsico recordó a Juan Perón quien durante su tercer y final mandato preguntó quién había visto un dólar, cuestión con la que trató un paralelo respecto a las políticas bancarias y cambiarias del gobierno de Mauricio Macri. Llamó a cuestionar el capitalismo neoliberal y demando: “Queremos que la economía popular tenga el mismo derecho que la economía de mercado”.

Cerrada la tarde, los asistentes al acto comenzaron a agruparse para regresar a los micros que los esperaban en las calles adyacentes del barrio de Villa Crespo que, por una jornada, vio convertida sus calles en estacionamiento de decenas de colectivos alquilados para la ocasión.