Lozano, durante un aparte de la Asamblea Plenaria de los obispos, en Pilar, insistió que la reconciliación que impulsan los religiosos tampoco significa “una vuelta de página” de la represión o los juicios que se llevan a cabo.

En ese sentido, Lozano dijo que “estamos buscando que quienes tienen datos de bebés apropiados o sobre sepulturas (de los desaparecidos) los den” a conocer.

“Nosotros no estamos buscando la reconciliación en el sentido del olvido, o dar marcha atrás, o una vuelta de página”, advirtió el religioso.

Tras remitir a la declaración de noviembre de 2012 de la CEA, Lozano recordó: “Hemos invitado a aquellos que han sufrido la violencia de la década del 70 a conversar entre nosotros acerca de cómo hemos vivido aquel período”.

“Compartir entre nosotros las experiencias que habíamos tenido para comprender mejor” lo ocurrido en esa etapa del país.

Afirmó que “hay gente que todavía puede tener información. Los alentamos a acercarse a los organismos pertinentes”, dijo, aunque no aclaró a cuáles, y dijo que la Iglesia está trabajando en un “protocolo para víctimas” de la represión para saber manejarse en adelante.

Aclaró, asimismo, que los obispos “no hemos desclasificados los archivos, sino organizado para brindar información a aquellos que lo solicitan”.
“Lo que tuvimos, lo compartimos”, enfatizó y reiteró que “no hemos convocado a una mesa de conciliación”.

 

Foto vía: sanjuanhoy.com

Compartir