caputo_1.jpg_541755376Luis Caputo decidió dejar de ser el director del Banco Central de la Republica Argentina en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el cuarto paro general organizado por la CGT contra el plan económico del gobierno actual.

Hace algunas semanas Caputo ya había anticipado a Macri su decisión de renunciar a la Presidencia del Banco Central, pero tambien había concedido compartir el anuncio formal del acuerdo con el FMI junto al ministro Dujovne.

Caputo era un blanco móvil del FMI por su decisión de reclamar una alícuota importante del futuro crédito que será concedido a la Argentina para demostrar a los bonistas que la administración Cambiemos no está analizando la posibilidad de un default en 2019. Su intención era usar esa alícuota para intervenir cuando los mercados amenazaran el valor del tipo de cambio que se movería entre bandas (32 la mínima; 40 la máxima). Pero tanto como Dujovne y Lagardenno compartían esta estrategia.

El FMI erosionaba la negociación de Caputo y planteaba sus dudas a los enviados de Dujovne a Washington. Es una situación compleja, en medio de una crisis económica y con los mercados exigiendo certezas al Ministerio de Hacienda y a la Presidencia del Banco Central. Este mecanismo exhibía las fuertes diferencias entre Dujovne y Caputo.

Ante esta pulseada, el presidente Macri optó por Dujovne y dejó sin sostén político a Caputo, que llegó al gobierno cuando explicó al entonces candidato presidencial de Cambiemos que el esquema de dólar futuro del kirchnerismo era una estafa institucional.

Ante todo esto Caputo presentó su renuncia y acordó con Macri y Dujovne que estaría frente a los periodistas cuando se anunciara el nuevo acuerdo con el FMI. El expresidente del BCRA entiende a los mercados y sabe que una renuncia en medio de la negociación con el Fondo implicaría un nuevo golpe a la credibilidad del gobierno. Y sobre todo con Macri en Nueva York explicando a los banqueros e inversores de Wall Street que todo está bajo control.

Ante este panorama Dujovne decidió en nombramiento del nuevo Director del Banco Central, Guido Sandleris, su secretario de Hacienda. Sandleris es considerado por el FMI y fue elogiado por la directora gerente Lagarde.

Despejada la interna con Caputo y reemplazado por un presidente del Banco Central que tiene la misma sintonía que Dujovne, los obstáculos para la firma del Memo de Entendimiento con el FMI empezaron a esfumarse.