Desde Mendoza, donde encabezó el acto de habilitación de Internet en una pequeña localidad cuyana, dijo estar “contento” que el Parlamento “esté resolviendo este tema, lo que va a encauzar las cosas como se debe”.

Más adelante el primer mandatario aseguró que la situación en Santa Cruz “es causa de un desmanejo de muchos años” y de “haber practicado una forma de administrar el poder, la misma con la que” el kirchnerismo actuó “a nivel nacional”.

“Los argentinos decidimos un cambio y evitamos una crisis de la magnitud de la que está teniendo Santa Cruz hoy”, aseguró el jefe de Estado, al ofrecer una conferencia de prensa en el aeropuerto mendocino de El Plumerillo.

Macri, al respecto, pidió “volver a sincerar, ordenar, organizar la provincia, que está fuera de todo parámetro de gobernanza (sic) razonable”, ante reclamos de varios gremios por incumplimiento de pagos.

Incluso, el mandatario expresó: “Si Alicia Kirchner quiere un consejo sobre lo que hay que hacer, que venga a Mendoza. Esta era una provincia colapsada, muy precaria, y el gobernador (Cornejo) hoy tiene una provincia que está creciendo”.

El jefe de Estado adjudicó la crisis santacruceña a “una causalidad, a un desmanejo de muchos años, de haber practicado una forma de administrar el poder, la misma que se llevó a cabo a nivel nacional”.

Para terminar Macri reconoció hoy que en algunas “regiones no llegó el crecimiento” pero aseguró sentirse preocupado por la situación, al graficar que por las noches, antes de dormir, piensa “en toda la gente a la que el cambio no le llegó”.

“Todas las noches cuando me voy a dormir, pienso en toda la gente a la que el cambio no le llegó, y pienso en qué medidas tomar”, manifestó el Presidente.

 

Foto vía: Presidencia de la Nación

Compartir