“Durante los dos primeros años (de gobierno) contamos con un contexto internacional favorable, pero eso está cambiando: suba de tasa de interés, devaluación de monedas emergentes. Somos de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo. Frente a esta nueva situación internacional, y de manera preventiva, he decidido iniciar conversaciones con el FMI, para que nos otorgue una línea de financiamiento”, enfatizó Macri.

En un mensaje grabado en Casa Rosada y emitido a través de los medios,  precisó: “Esta decisión la tomé pensando en lo mejor para todos los argentinos. No mintiéndoles como siempre han hecho. Esto nos va a permitir fortalecer este programa de crecimiento y desarrollo, dándonos un mayor mayor respaldo para enfrentar este nuevo escenario global y evitar crisis como las que hemos tenido en nuestra historia”.

Además, ratificó su “convicción” de que “estamos recorriendo el único camino posible para salir del estancamiento, buscando evitar así una gran crisis económica que nos haría retroceder y dañaría a todos”.

“Les digo a todos los argentinos, en especial a toda la dirigencia, que cumpliendo con los compromisos y alejándonos de la demagogia y de la mentira, estoy convencido de que el camino que tomamos va a lograr un mejor futuro para todos”, concluyó el mensaje presidencial.

Compartir