“Acudimos al Fondo Monetario para poder tener previsibilidad porque este es un camino largo. Como al principio dependemos de que se nos preste, porque tenemos un Estado que gasta más de lo que ingresa, necesitábamos tranquilidad de que lo íbamos a tener”, manifestó el jefe de Estado.

Macri también calificó como “histórico” el préstamo de 50.000 millones de dólares acordado con el FMI porque ese organismo “nunca dio semejante apoyo como le está dando a la Argentina”, y afirmó que ese acuerdo “es la base para potenciar” el plan de Gobierno.

Al participar de la inauguración de una nueva línea de producción de la empresa alimenticia Lucchetti en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, Macri afirmó que en Canadá, de donde regresó esta mañana, volvió a sentir “el apoyo de los principales países del mundo”, que “creen” en lo que el país está haciendo y en el rol que puede tener “en la solución de los problemas globales”.

En ese marco, el Presidente resaltó que la actividad que allí se realiza no sólo es importante para los trabajadores sino “para todos los argentinos”, ya que genera “el elemento más importante a la hora de movilizar una sociedad, que es la confianza”.

Además, consideró que “si hace siete trimestres que crecemos lo podemos seguir haciendo por 20 años más”, y pidió apostar a “la cultura del trabajo, a la cultura de la superación personal” durante su recorrida por la planta industrial.

Compartir