El jefe de Estado volvió a destacar el valor de “dialogar y trabajar juntos para poner el Estado al servicio de la gente y decirnos la verdad”, y afirmó que por ese camino “Argentina crecerá en 2018, en 2019 y en los próximos años”, al visitar junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, las obras de ampliación del Camino del Buen Ayre, en el partido bonaerense de Ituzaingó.

“Cuánta plata se han gastado en carteles para decir que se estaba haciendo algo que no se hacía. Esta obra fue planificada hace tantos años, creo que la gobernadora (María Eugenia Vidal) no había nacido, y se prometió y se prometió y se habló de ella muchos años y después entró en esto de que se ponen los carteles y no avanza”, enfatizó Macri.

En ese marco, pronosticó que “Argentina crecerá en 2018, en 2019 y en los próximos años”, y precisó que la obra “va a a permitir conectar a 13 municipios de la Provincia. Nos va a llevar una hora algo que hoy nos lleva casi el doble. Para miles de personas, que van a trabajar o estudiar”.

“Les cambiará la vida a 2 millones de bonaerenses, podrán ir de Oeste al Sur sin pasar por la Ciudad de Buenos Aires. Les va a ahorrar una hora de sus vida, que en el año terminan siendo, semanas, luego, meses”, destacó el Presidente.

Macri y  Vidal volvieron a mostrarse juntos  en medio de las negociaciones que la provincia de Buenos Aires encara con los gremios docentes, quienes ayer rechazaron una nueva oferta de aumento salarial.

En ese marco, Vidal , afirmó que “hay que dejar de especular sobre si las obras se terminan o no antes de la próxima elección”, y afirmó que el gobierno de Cambiemos “no especula para la foto o el cartel” sino para “recuperar la confianza y cumplir con la palabra”.

Compartir