El jefe de Estado ponderó el avance de las obras a lo largo del país y destacó la importancia de cumplir los tiempos de finalización anunciados: “Argentina necesita muchas obras en marcha, que empiecen y terminen en las fechas prometidas, y que generen valor y tranquilidad”.

“Esto es lo que necesitamos en Argentina: muchas obras en marcha, que empiecen y terminen en las fechas prometidas. Cuando las obras empiezan a tomar dinámica y fuerza, nos estimula a quienes tenemos pasión por hacer”, enfatizó Macri.

En un  guiño al secretario general del gremio, Gerardo Martínez, uno de los sindicalistas que no se plegó la semana pasada a la marcha del líder camionero Hugo Moyano, el Presidente afirmó: “Se están batiendo récords de trabajadores de la UOCRA en actividad”.

El Presidente recorrió junto al jefe de Gobierno porteño las obras del segundo emisario del arroyo Vega, un túnel de drenaje que será complementario al actual aliviador de la Ciudad, construido en los años 30 debajo de la calle Blanco Encalada.

En un breve acto, Macri y Rodríguez Larreta ponderaron las ventajas del trabajo conjunto entre la Nación y la Ciudad y la cantidad de personas que están empleadas en la obra pública porteña.

 

Las obras buscan prevenir inundaciones en la ciudad de Buenos Aires, y beneficiarán a más de 315.000 vecinos de los barrios de Agronomía, Parque Chas, Villa Ortúzar y Colegiales.

Compartir