En un breve acto, Macri enfatizó que “este es el Estado al servicio de la gente y no de la política” y que se logró una “transformación histórica para el barrio” con la inauguración del Metrobus que conectará al oeste del conurbano con la Capital.

Junto a la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro Guillermo Dietrich, Macri destacó que “esta es una transformación histórica para el barrio, y algo que esperaba la gente hace mucho tiempo”, al plantear: “Si dejamos de lado las diferencias políticas y nos ponemos a trabajar para la gente, si ponemos la energía en construir y no en confrontar, este tipo de cosas son las que se logran”.

Al respecto, apuntó que “ayer fue (represa hidroeléctrica) Yacyretá. Más de 30 años de conflicto que no permitía seguir trabajando juntos. Pero nos pusimos de acuerdo en un par de meses, diciéndonos la verdad en el precio de la energía y en cuánto era la deuda”, con el Paraguay.

Por ello, concluyó que “se puede pasar de una Argentina del atajo a una del trabajo, de una Argentina con el Estado al servicio de la política, a una en que el Estado esté al servicio de la gente, donde las obras comiencen y terminen en las fechas prometidas”.

“Lo importante es apostar al transporte público, que es lo más democrático que existe, y esta obra transforma el embotellamiento, el caos, el ruido, el viaje eterno, en uno más seguro”, ponderó.

Según se informó en Casa de Gobierno, el metrobus pasará por las localidades de San Justo, Isidro Casanova, Gregorio de Laferrere y González Catán, aunque también se beneficiarán las localidades conectadas por las líneas que lo usan, como Virrey del Pino y Lomas del Mirador. Se indicó que el metrobús cuenta con 16 kilómetros de extensión, desde la estación de Sunchales (km 32 de la Ruta 3) hasta la Estación Ramos Mejía (Avenida de Mayo y Rivadavia), y por sus carriles transitarán 20 líneas de colectivo.

 

Foto vía: elsol.com.ar

Compartir