Acompañado de la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien se moviliza en una silla de rueda a raíz de un accidente automovilístico que sufrió hace más de 20 años, Macri exhortó a los argentinos y funcionarios a “encontrar las mejores soluciones que nos lleven a la inclusión” y también “perder los miedos y los prejuicios”.

“Hay más de 5 millones de personas con discapacidad, que si multiplicamos por la familia y por los amigos, la mitad de los argentinos estamos en relación con la discapacidad”, puntualizó el Presidente, desde uno de los salones de Casa de Gobierno.

El primer mandatario, quien también compartió el escenario con niños y adultos que enfrentan alguna dificultad tanto motriz como visual, confesó haber aprendido “mucho al lado de Gaby”, y destacó “lo que es como mujer, como persona; la actitud y fuerza que tiene en la vida; la convicción con que encaró el tema de su discapacidad”.

Compartir