El Presidente afirmó que le “dolió” compartir los resultados de las pruebas educativas “Aprender” porque “demostraron que estamos con problemas graves”, y opinó que eso podría significar que esta generación no esté preparada para “enfrentar los desafíos del trabajo”.

“Estamos con problemas graves porque la calidad educativa no es la que necesitamos. “Una de las cosas que más me dolió compartir fueron los resultados de las pruebas Aprender, que demostraron que estamos con problemas graves, porque la calidad no es la que necesitamos, y los chicos no van a tener las herramientas para enfrentar las demandas y desafíos del siglo XXI”, apuntó.

Durante un acto en la  localidad correntina de Bella Vista, una de las siete provincias donde arrancaron las clases, Macri insistió en la necesidad de dar a conocer los resultados de la evaluación Aprender escuela por escuela, algo que hoy está prohibido por ley y es resistido por los gremios docentes.

“La solución no es esconder esos resultados, como ha pasado muchos años. No le tenemos que temer a la verdad. Si enfrentamos el problema, lo vamos a poder resolver juntos”, afirmó el jefe de Estado, que estuvo acompañado por el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés; el intendente local, Walter Chávez; y el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, entre otras autoridades.

Además, subrayó que no habría educación en el país si los maestros “no pusiesen el amor que ponen, la generosidad, la cercanía y el cuidado” en su tarea, y manifestó: “Nada sería posible sin los docentes”.

El ciclo lectivo tuvo un inicio dispar a lo largo del país. Sólo en siete provincias -Misiones, San Juan, Corrientes, Santiago del Estero, Salta, Tucumán y San Luis- se lograron acuerdos con los sindicatos y prometieron una baja adhesión a la medida de fuerza.

Compartir