“Les quiero pedir a los distritos que eliminen los impuestos que cobran sobre los servicios públicos, así van a aliviar las cargas sobre los comercios, sobre las Pymes y sobre los consumidores”, enfatizó Macri a través de un mensaje grabado desde Vaca Muerta, donde también llamó a los argentinos a “asumir el desafío de consumir menos” energía.

Desde las instalaciones de YPF en el yacimiento no convencional Loma Campana, en Vaca Muerta, provincia de Neuquén, el Presidente destacó: “Todos los argentinos tenemos que asumir el desafío de consumir menos energía. Cada luz que apagamos, cada hornalla que cerramos, todo suma. Sin energía no podemos seguir creciendo, con energía no nos pueden pagar. Por eso vine acá, a pedir que todos tomemos responsabilidad sobre este desafío”.

“Sé lo que cuesta un aumento en las tarifas, pero no hay otra forma. Si hubiera existido otro camino, lo hubiera tomado. ¿Qué otra cosa quiero yo que los argentinos la tengan más fácil?”, resaltó el jefe de Estado, y advirtió que “todos pagamos con más inflación y deuda” los subsidios al gas y a la electricidad.

En ese marco, pronosticó  que el país se está “preparando” para ser una “gran productor de gas”, pero consideró que, en ese proceso, los argentinos tienen que “consumir menos para que la factura no sea tan alta”.

“El Estado Nacional gastó 400 mil millones más de lo que le ingresó. Uno de los gastos, muy grande, fueron los subsidios que fueron de 125 mil millones de pesos. Los subsidios no son gratis como nos hicieron creer desde hace muchos años. Esa es la mentira que más daño nos hizo. Porque cuesta producirla y cuesta hacer que llegue a cada casa. Es mentira que los subsidios al gas y a la electricidad no los paga nadie. Los pagamos todos con inflación y con deuda”, sentenció.

En ese sentido, Macri  explicó que “para cubrir esos subsidios nos tuvimos que endeudar. La otra alternativa hubiese sido hacer el shock de ajuste. Pero ese no es el camino que elegimos. Elegimos el camino del cambio con gradualismo. Para que ningún argentino se quede atrás. Y para que ese gradualismo sea posible todos los argentinos tenemos que hacer un esfuerzo”.

Por último, destacó que el Gobierno nacional está “haciendo las obras que hacen falta para tener más energía”, por lo que están “construyendo cuatro gasoductos porque todavía hay argentinos que no tienen gas de red”, y resaltó que están “acompañando con la tarifa social a uno de cada cuatro hogares en todo el país”, a la vez que “las empresas distribuidoras están haciendo su parte, haciendo las obras e invirtiendo”.

Compartir