El presidente Mauricio Macri recibió en la residencia de Olivos a un grupo de chicos de entre 6 y 10 años que acompañarán el ingreso a la cancha de los jugadores de la Selección argentina, que este sábado debutará ante Islandia en el Mundial de Rusia.

La perlita de la tarde se produjo cuando el primer mandatario, que estaba en la posición de arquero, recibió un fuerte pelotazo cuando uno de los nenes pateó tan fuerte que no le dio tiempo a parar la pelota y el impacto lo sintió en la ingle.

Según un comunicado difundido por Presidencia, el concurso se denomina “De la Mano al Mundial” y forma parte del programa Player Escort, una iniciativa que realiza la empresa McDonald’s desde el año 2002.

El Jefe de Estado recibió a once niños junto a la primera dama, Juliana Awada. También estaban el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el titular de Arcos Dorados región Sur de Latinoamérica, Alejandro Yapur, y el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister.

Compartir