Luego de firmar el Acta de Entendimiento, que deberá ser ratificado por ambos congresos, Macri calificó a la jornada como “un día histórico” porque “estamos dejando atrás 30 años de incapacidad para entendernos, de un conflicto que no sumó nada en esta relación tan intensa entre paraguayos y argentinos”.

En el mismo tono, Cartes afirmó que “estamos inaugurando un nuevo tiempo en nuestras relaciones” con este acuerdo, suscripto en la propia represa, ubicada en proximidades de la localidad guaraní de Ayolas, que generó disputas por la generación de deudas cruzadas entre ambos países.

Macri aseveró que dichas diferencias “pudieron quedar atrás porque nos sentamos en una mesa como iguales, a decirnos la verdad” y de esa forma se pudo “cerrar una discusión eterna acerca de los endeudamientos, para construir este majestuoso emprendimiento”.

El acuerdo firmado hoy entre los gobiernos de Paraguay y Argentina incluye reducir la deuda del país vecino de US$ 17.258 millones a US$ 4.084 millones, con un período de gracia de 10 años.

En el acto, Macri señaló que a partir de este entendimiento, podrían surgir nuevas iniciativas binacionales, y mencionó la posibilidad de añadir “tres turbinas más, para aumentar un 10 por ciento la energía que se genera” y además “aprovechar la hidrovía” que comprende a ambas naciones.

A su turno, Cartes proclamó que, con esta acta, “se escribe una nueva historia para nuestros pueblos” y recordó que según el tratado de 1973, “tanto el aprovechamiento hidroeléctrico como las obras auxiliares se encontraban en un marco de condominio igualitario”.

“Hoy, nuestras administraciones lograron encontrar un arreglo al tema de la deuda. Y debo agradecer su apertura al dialogo. De esta forma, también, abrimos las puertas para la construcción de más obras”, concluyó el mandatario paraguayo.

 

Foto vía: Presidencia de la Nación

Compartir