Macri regresó a las 20 de ayer el país, tras la gira que comprendió Emiratos Árabes Unidos, China y Japón, en la que buscó inversiones para el país, y estuvo acompañado por su esposa, Juliana Awada, y la hija de ambos, Antonia, además de una nutrida delegación de funcionarios.

El mandatario permaneció en Olivos, donde mantendrá una reunión de coordinación desde las 10,30, con el jefe de Gabinete Marcos Peña, y los coordinadores Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, en tanto que a las 12 recibirá al ministro de Defensa, Julio Martínez.

Tras el prolongado viaje asiático, Macri subirá nuevamente al avión, esta vez el Tango 10, el miércoles por la mañana, para asistir ese mismo día al traspaso de mando entre Rafael Correa y Lenín Moreno, electo en los comicios del pasado 2 de abril.

Correa, precisamente, estuvo la semana pasada en el país, en sus últimos días al frente del Ejecutivo ecuatoriano, para acordar la visita de Macri.
El Presidente, en Quito, participaría de una reunión informal de la Unasur, donde se abordaría la delicada situación en Brasil, tras las graves denuncias de corrupción contra el presidente Michel Temer.

El jefe de Estado regresará rápidamente al país, para estar presente el jueves por la mañana en la Catedral Metropolitana, donde se realizará el tradicional Tedeum del 25 de Mayo, a cargo del cardenal Mario Poli, quien advertiría sobre la pobreza y desocupación que registra el país.

 

Foto vía: rosarionet.com.ar

Compartir