El primer paso de la gestión de Basterra, fue el tratamiento de traspaso de competencias las cuales nos resumió en cuatro puntos: 1) Traspaso convenio de la IGJ. 2) Registro de la propiedad inmueble.3) El traspaso de la Justicia de Consumo, en la competencia, ya que aún no hay jueces de Consumo. 4) Competencias penales, pero únicamente  en las estructuras vacantes de los nuevos jueces que son 49 y las 361 personas que dependen de ellos.

Al ser consultada en relación a los casos de violencia de género, la titular del Consejo de la Magistratura  enfatizó que  “esta violencia se visualizó en los últimos años, existió siempre, pero ahora se ha tomado conciencia de este problema y es importante que se haya tomado cartas en el asunto”

Continuando con el tema, la doctora Basterra expresó su preocupación al respecto, al manifestar que desde el Consejo “estamos creando programas para estas situaciones, buscando prevenir como en los casos de violencia durante el noviazgo. Esto es una prevención temprana”. Agregó también “estamos trabajando en la prevención de la violencia laboral, y además estamos invitando a los jueces de la ciudad a firmar un convenio de buenas prácticas y buenos tratos en ese ámbito”.

Con relación al saneamiento de la Justicia, puntualizó: “El remedio para comenzar a sanear a la justicia, es mover los propios mecanismos que la democracia y la Constitución dan, acusando a los jueces ante el Consejo de la Magistratura porque cometen delitos en sus funciones o porque se apartan arbitrariamente de la ley. Hay que realizarles un jury de enjuiciamiento y las sanciones que correspondan.” Para este fin, enfatizó “es importante la transparencia de los concursos”, concluyó.

 

Foto vía: marcelabasterra.com.ar

Compartir