La gobernadora formuló esas declaraciones al término de una reunión que mantuvo por más de 2 horas en la Casa Rosada con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, en la que analizaron la crítica situación financiera de la provincia y una posible ayuda del Gobierno nacional.

Por su parte, desde el Ministerio del Interior, fuentes cercanas a Frigerio explicaron que “el Gobierno nacional y el Gobierno provincial trabajan sobre un borrador que incluirá un plan fiscal y financiero” y que “se pasó a un cuarto intermedio hasta mañana” que continuará la reunión de trabajo en la sede del ministerio, en Casa Rosada, aunque no se aclaró el horario.

Antes del encuentro, el presidente Mauricio Macri se refirió a la crisis que atraviesa Santa Cruz y la atribuyó a “un desmanejo de muchos años” y de “haber practicado una forma de administrar el poder, la misma con la que” el kirchnerismo actuó en “a nivel nacional”.

“Los argentinos decidimos un cambio y evitamos una crisis de la magnitud de la que está teniendo Santa Cruz hoy”, aseguró Macri desde Mendoza, donde además pidió “volver a sincerar, ordenar, organizar la provincia, que está fuera de todo parámetro de gobernanza razonable”.

Alicia Kirchner llegó a las 16:15 acompañada por su vicegobernador Pablo González y su ministro de Economía, Juan Domini: La recibieron junto a Frigerio, el viceministro de Interior, Sebastián De Luca; el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli y el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero, en una audiencia que se extendió hasta pasadas las 19.

Foto vía: elancasti.com.ar

Compartir