El presidente, Mauricio Macri, si bien no se expresó públicamente sobre el escándalo que acapara la tapa de todos los diarios, dejó un mensaje a través de sus colaboradores que le sirven de interlocutores.“Este escándalo va a salpicar a varios empresarios y es lógico que así pase”, fue lo que dijo, en una frase que fue interpretada como una señal de que está dispuesto a aceptar lo que llegue, incluso, afectando a su familia.

 

Los ministros y colaboradores presentes en la reunión fueron el  jefe de Gabinete Marcos Peña, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui; además del presidente provisional del Senado Federico Pinedo y el titular de Diputados Emilio Monzó; el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el representante de Elisa Carrió en Jefatura de Gabinete, Fernando Sánchez.