El secretario general del gremio de camioneros, Hugo Moyano, declaró ante el juez federal Nº2 de Córdoba Alejandro Sánchez Freytes en el marco de la causa en la que está imputado por presunto lavado de dinero y defraudación en la compraventa de inmuebles en la ciudad cordobesa de La Falda.

Según informó la prensa local, el dirigente camionero ingresó al despacho del juez pasadas las 10 y se retiró una horas después, tras presentar un escrito en el que pidió su sobreseimiento.

En la causa también están imputados Pablo Villegas, también de camioneros, y los empresarios Carlos Mesías, Rubén Jorge Cappuccio y Enrique Mariñasky.

Las imputaciones surgieron en diciembre del 2017 por la compra de terrenos en La Falda, por una suma de 6 millones de pesos, que unos meses antes los vendedores lo habían adquirido en 310.000 pesos.

En declaraciones periodísticas, el abogado del gremialista, Daniel Llermanos, afirmó que
no fue una declaración “indagatoria”, porque Moyano se presentó en forma espontánea ya que no había citación.

 

Compartir