Miguel Bomchil, un joven funcionario del Ministerio de Transporte y colaborador de Guillermo Dietrich, murió a los 34 años a causa de una pérdida de gas en su departamento del barrio porteño de Palermo.

Así lo confirmó el ministro de Transporte, quien calificó el episodio como “una terrible desgracia”, y en declaraciones periodísticas afirmó: “Fue por una pérdida de gas en la casa. Era pura vida, íntegro, inteligente, inquieto, apasionado, buena persona”.

Bomchil ejerció como Jefe de Gabinete de la Dirección de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires hasta diciembre de 2015, cuando fue designado Asesor del Ministerio de Transporte de la Nación.

 

Compartir