No hay registro en video de la endoscopía tras la cual murió la periodista Débora Pérez Volpin. El juez Gabriel Ghirlanda ordenó hoy el allanamiento por pedido de la querella del Sanatorio La Trinidad del barrio de Palermo, en busca del equipo de endoscopía, el disco rígido y el CD donde tenía que ser registrado el procedimiento realizado el pasado martes, pero no encontraron el material.
El departamento de Cibercrimen de la Policia de la Ciudad descubrió que la máquina no grabó la operación, por lo que no hay imágenes de lo que sucedió en los 18 minutos que pasaron entre el ingreso de la periodista al quirófano y su salida, ya sin vida.
Así, se confirmaría una de las hipótesis de la familia de la periodista, que es que el equipamiento utilizado para realizar la endoscopía no estaba en condiciones de ser utilizado.

Compartir