La renuncia de Martín Lousteau a su puesto en la embajada argentina en los EEUU levantó todo tipo de opiniones en el mundo político de nuestro país. Desde Lilita Carrió hasta radicales de alto rango dentro de su partido opinaron acerca de la decisión del ex ministro de economía de Cristina Kirchner.

La que se ocupó de él esta vez fue la auditora general de la ciudad de Buenos Aires, la radical María Raquel Herrero quien manifestó que no le encontraba sentido a la renuncia de Lousteau y que “viene a la ciudad priorizando intereses propios y lo acusó de “traicionar la confianza de Mauricio Macri quien le confirió un puesto muy importante”.

Herrero le atribuyó, además el desacierto de estar “dejando de lado la posibilidad de una construcción política positiva en un momento donde los argentinos necesitan que los dirigentes se unan en vez de mostrar mezquindades políticas”.

Foto vía: Cedoc

Compartir