Mientras el “ciclón bomba” se aleja del sur de la costa Este de Estados Unidos, como la zona del Estado de Florida, la ciudad de Nueva York y sus alrededores sufrían hoy la tormenta de nieve más intensa de la temporada.

Hay vastas áreas del estado de emergencia y los aeropuertos JFK y La Guardia con sus operaciones suspendidas. Y se esperan temperaturas bajo cero históricas para el fin de semana.
“Esta es una tormenta muy muy severa, con fuertes vientos y bajas temperaturas”, afirmó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, al proporcionar en una rueda de prensa un primer balance del impacto del temporal.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró el estado de emergencia en varias zonas del estado, incluida la ciudad de Nueva York, poco después de que el temporal comenzara a castigar a la región.

“No es una tormenta de nieve normal, es una tormenta de nieve más vientos de gran velocidad, que crean una situación grave”, afirmó Cuomo
Las previsiones indican que la sensación térmica puede caer hasta los -29 grados Celsius, por las bajas temperaturas y los vientos helados.

Compartir