220878_01Alejandra Mángano, fiscal federal, está llevando adelante una investigación sobre los vuelos que estuvieron afectados al servicio presidencial entre 2003 y 2015 con el fin de averiguar si los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner se hacían llevar los diarios al sur. Para eso requirió al Archivo de la Agrupación Aérea de Presidencia que remita todas las órdenes de transporte aéreo y manifiesto de pasajeros de cada uno de los aviones que prestaron servicio para el matrimonio presidencial durante ese período.

La causa se inicio a raíz de la causa de los cuadernos de la corrupción. Varios testigos señalaron que en los aviones presidenciales se movieron bolsos con dinero. Sergio “Potro” Velázquez, ex piloto del avión presidencial, fue quien declaró ante el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli que Daniel Muñoz, ex secretario privado de los Kirchner, subía bolsos cerrados con candados al avión presidencial. Pero no solo dinero se habría trasladado al sur.

Uno de los tesitgos declaró: “Teníamos un vuelo que le decíamos el diariero porque volábamos los fines de y en general solo trasladábamos diarios”. “Casi siempre eran vuelos que salían de Aeroparque los sábados a la mañana tipo 6:30 aproximadamente y se trasladaban sobres con documentación y paquetes de diarios del día”.

Con toda esta información se dispuso así abrir una causa aparte, que también cayó en manos de Bonadio. Ahora, como impulsora de la investigación, la fiscal Mángano avanza la pesquisa para saber si “durante los años 2003 al 2015 inclusive se efectuaron viajes con la flota aérea presidencial desde la ciudad de Buenos Aires a las ciudades de El Calafate y Río Gallegos, con finalidades que excedieran las atribuciones con las que cuenta el Poder Ejecutivo Nacional al efecto”.