cfk-infobae-777×437La ex presidente Cristina Kirchner fue llamada a declarar en indagatoria por la Camara Federal en la causa por la ruta del dinero K. Es por la misma causa en la que enfrentará un juicio oral el empresario Lázaro Báez y sus hijos, entre otros imputados, se los acusa de haber lavado 60 millones de dólares. En ese expediente, Cristina está imputada pero nunca fue llamada a declarar.

Los camaristas Martín Irurzun y Mariano Llorens le dijeron al juez de la causa, Casanello, que indague a Cristina Kirchner a pedido de la Unidad de Información Financiera (UIF), querellante en la causa. En contra de esta desicion votó el juez Leopoldo Bruglia por entender que la apelación del organismo no era admisible.

Casanello, consideraba que faltaban pruebas, a pesar de los pedidos del fiscal Guillermo Marijuan y los querellantes.

La hipótesis de la parte acusatoria es que el dinero que lavó Lázaro Báez,  pertenecía al matrimonio Kirchner, a la luz de otras causas que se analizan en Comodoro Py.

En el voto emitido el juez Irurzun fue durísimo. Al repasar la causa de asociación ilícita de la obra pública por la que Cristina Kirchner, Julio De Vido, José López y Lázaro Báez, y repasar las diferentes pruebas de Los Sauces y Hotesur, advirtió: “De manera clara y sencilla, en todos los casos marcados por grupos organizados para delinquir a través de defraudaciones al Estado, cohecho y lavado de activos hay dos nombres que se repiten: Lázaro Báez y Cristina Fernández”.

Por otra parte la opinión de Irurzun fue la siguiente “a partir de la actividad hotelera y el alquiler de propiedades una porción de ese dinero atravesó el camino inverso desde las cuentas de Austral Construcciones S.A. en favor de Néstor Kirchner y Cristina Fernández”. Esa modalidad de traspaso no permitió incluir una cantidad mayor sin llamar la atención porque la condición de funcionaria de Cristina Fernández obligaba a hacer declaraciones juradas públicas sobre sus bienes”.

Irurzun tambien expresó en su opinion que la Cámara Federal ya dijo que “el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, violó los deberes que requería su actividad en pos de encubrir maniobras de la empresa de Báez e impedir o dificultar las investigaciones en su contra” y “era lógico asumir que aquello habría respondido a designios de su superior jerárquico máximo”.

“De todo este panorama se concluye que si según las investigaciones judiciales Lázaro Báez fue el encargado de brindar el entramado societario para captar los fondos públicos (causa “Vialidad Nacional”), de vehiculizarlos parcialmente a las manos privadas de quienes entonces eran funcionarios públicos (causas “Los Sauces” y “Hotesur”) y también de sacar fondos del país para posteriormente reintroducirlos de manera de ocultar su origen (en esta causa, conocida como “la ruta del dinero”), se encuentra configurada la sospecha que señalan los acusadores acerca de la participación de Cristina Fernández en estos últimos hechos” concluyó.