20180813110246_fotoHugo Martín Larraburu, quien fuera secretario de Juan Manuel Abal Medina, recuperaría su libertad tras el pago de una caución de 50 mil pesos, la orden la dicto el juez Claudio Bonadio. Larraburu se convirtió en el primer ex funcionario en recuperar su libertad luego de quedar detenido por la causa de los cuadernos de las coimas.

Alberto Mc Mullen, abogado de Larraburu, aseguró: “Mi cliente solo aparece vinculado en un período de tres meses y es en los tres meses anteriores a las elecciones de octubre de 2013”.

También brindó la siguiente explicación “en la investigación se detectó que hay algunos bolsos con dinero que le fueron entregados a mi cliente y él se los llevó a Mazzón, que era la persona encargada de la distribución de los fondos de campaña. Él colaboró con Mazzón en lo que era la planilla de los gastos de campaña, donde la mayor parte de los gastos son en imprenta, publicidad, encuestas, de todo. Eso se financiaba desde la oficina” en donde trabajaba su defendido.

Al ser consultado por las distintas declaraciones de los arrepentidos que señalaron que parte de ese dinero “recaudado” finalizaba en dirigentes de La Cámpora, Mc Mullen dijo que “lo único que hay en este tema es que en los gastos de campaña, algunos fondos muy chicos dentro del gasto de campaña, se derivan a los responsables de la campaña, algunos de los cuales coincidentemente eran de La Cámpora. Él no acusó ni a Ottavis ni al Cuervo Larroque”.

Al referirse sobre los nombres mencionados en los pendrives, Larraburu señaló a los dirigentes de La Cámpora José Ottavis y Andrés “Cuervo” Larroque, a Juan Carlos Mazzón, Oscar Parrilli y Julio De Vido.