Nisman acusó a Cristina Fernández por el presunto encubrimiento de los acusados del atentado a la AMIA mediante el dictado del memorándum de entendimiento con Irán, y Lijo la imputó.

A partir de ese momento la estrategia de la ex Presidente y su abogado, Alejandro Rua, fue tratar de alejar a Ariel Lijo de la causa.

Ayer el abogado realizó un planteo en la Cámara Federal que ahora deberá resolver si aleja o confirma a Lijo de la causa.

Los cuestionamientos de la defensa de Fernández son porque el año pasado el juez Lijo fue apartado de la primera investigación por falta de imparcialidad, por inacción y por no seguir los lineamientos de la Cámara sobre la responsabilidad de Carlos Corach, ex ministro del Interior del gobierno de Carlos Menem.

 

Foto vía: nexofin.com

Compartir