83244El fiscal Sebastián Scalera citó a declaración indagatoria a Pablo Moyano. Se trata del mismo fiscal que pidió su detención, todo en el marco de la causa por asociación ilícita con la barra brava de Independiente, en donde está acusado de defraudar al club a través de la venta ilegal de entradas y el uso de socios truchos.

Moyano deberá presentarse el jueves 1 de noviembre a las 8:30 en Lomas de Zamora y no puede negarse, aunque no es necesaria la presencia del juez, que casualmente ese día vuelve de su licencia.

Declarará como imputado, ya que está acusado de ser el jefe de la asociación ilícita en el club que preside su padre, Hugo.

Por esta misma causa, el fiscal pidió detenerlo, pero el juez Luis Carzoglio no hizo lugar al pedido porque, según explicó en los fundamentos, el delito que se investiga de asociación ilícita “se encuentra determinado y/o circunscripto y se centra en base a lo reseñado en el auto de prisión preventiva, que luego fuera confirmada por alzada”, del líder barrabrava Pablo Alejandro Álvarez, alias “Bebote”.

El magistrado también señaló que hay medidas de prueba en curso, como los peritajes a teléfonos y computadoras en las que aún “no se ha cumplimentado con las notificaciones a los defensores particulares correspondientes”.

Y agregó: “Ello sin mencionar que las escuchas transcriptas obedecen a los años 2014, 2015 y 2016, con bastante antelación al inicio de la presente causa”.

En el expediente están imputados también Hugo Moyano y el jefe de la barra de Independiente, Pablo “Bebote” Álvarez, quien en una escucha judicial reconoció la intromisión de Pablo Moyano en el negocio: “Es el que nos da las cosas, que lo sepa todo el mundo. ¿Cuál es el problema?”.