El jefe de Gabinete, Marcos Peña, admitió que en el Gobierno nacional evalúan subir la alícuota del impuesto a los viajes al exterior, y lo adjudicó al “déficit de cuenta corriente” que presenta la economía.

“La posibilidad de discutir los impuestos a los pasajes al exterior está sobre la mesa, algunos sectores lo vienen planteando por el tema del déficit de cuenta corriente, pero es una de las cosas que se analizará en el contexto de una discusión más amplia de cómo llegar al equilibrio fiscal”, enfatizó Peña en declaraciones radiales.

La alícuota actual del impuesto a los pasajes aéreos es del 7%, luego del aumento que aplicó el Gobierno en enero de 2017, cuando esa tasa era del 5%.

En ese marco, el jefe de Gabinete calificó además como “un disparate” la posibilidad de dolarizar la economía, y negó que exista un derrumbe económico porque “se habla de un crecimiento de entre 0,5% y 1% para este año”.

“Hay que reconocer que es una turbulencia que hay que administrar, no hay que minimizarla. Pero no tenemos que pensar que estamos ante una crisis estructural sin remedio o ante un fracaso”, manifestó.

Por último, negó que sea el momento más complicado para el Gobierno de Mauricio Macri desde la asunción en diciembre de 2015, y sentenció: “El momento más difícil fue cuando arrancamos, ese fue el peor momento económico para este gobierno, recibir lo que se llamaba el plan bomba”.

Compartir